Tipos de mesas para el banquete de la boda

Viernes, 22 Febrero, 2019

¿Ya sabéis dónde celebraréis la boda y el menú que vais a escoger? Probablemente ese tipo de decisiones ya las hayáis tomado, por eso, queremos hacer hincapié en detalles como, por ejemplo, las mesas del banquete. ¿Os habéis parado a pensar como queréis que se coloquen o la forma que queréis que tengan? Estos son los tipos de mesas que existen para bodas y sus ventajas:

Foto: Crazy Love Shots

- Mesas redondas: son las que más les gustan a los invitados porque pueden hablar todos con todos. Favorecen la comunicación, pero entorpecen porque ocupan mucho espacio. Si el lugar no es muy amplio, mejor optar por otro tipo de mesa. Por ejemplo, el Parador de Guadalupe, en Cáceres, dispone de un precioso patio interior poblado de limoneros y naranjos. Con una recogida piscina, y vistas a la sierra y al monasterio, es el lugar ideal para colocar mesas redondas en el banquete, que te sumergirá en la magia de los pueblos medievales.

- Mesas rectangulares: las mesas rectangulares son ideales para espacios reducidos, ya que dan el mismo servicio que las mesas redondas pero ocupan menos. Por lo que, si el espacio es pequeño, este tipo de mesas son ideales, pero si tu espacio es grande y quieres que todos se relacionen, apuesta por mesas redondas. El Parador de Plasencia dispone de espacios como el Salón Biblioteca, el Salón Álvaro Zúñiga, el Salón Capitular o el Salón Leonor Pimentel, en los que te ofrecen diferentes posibilidades, pudiendo albergar mesas rectangulares de hasta 50 comensales.

- Mesa ovalada: es un tipo de mesa intermedia entre las redondas y las rectangulares. Si no sabes por cuál apostar y dispones de un espacio mediano, ¡esta mesa es la tuya! Ocupan menos que las redondas y permiten a los invitados relacionarse más que en las rectangulares.

- Mesa imperial: está muy de moda en los últimos años por su elegancia. Se trata de montajes de mesas muy largas de manera que se vea rectangular. Cada mesa imperial debe contener, al menos, 50 sitios. Se utilizan en grandes bodas en las que hay un gran número de comensales porque permite una buena organización. Si apuestas por este tipo de mesas, que permiten una baja interacción, deja un cóctel previo largo, para que todos puedan conocerse y entablar conversación.

Para decidirte por un tipo de mesa u otra debes preguntarte: qué tipo de boda vas a celebrar, cuántos invitados asistirán, cuánto durará el banquete, etc. Eso sí, antes de elegir el tipo de mesas que deseas, habla con el equipo del lugar de la celebración, ellos sabrán aconsejarte mejor que nadie.