¿Qué llevar en la maleta según el destino del viaje de novios?

Jueves, 21 Febrero, 2019

Con la preparación de la boda, muchas veces olvidamos la luna de miel, y no somos conscientes de lo que hay que preparar de cara al viaje. ¡La maleta! Tan temida y odiada por muchos… Para que sea lo más sencillo posible, pensad en los lugares que vais a visitar y en la duración, consultad cómo será el tiempo allí y llevaos todo lo que creáis que vais a necesitar.

Maleta para un destino de playa:

No tenéis que olvidar el bikini o bañador, pareo, vestidos, faldas y shorts, ropa cómoda y fácil de quitar y poner. Además, guarda alguna camisa larga o chaqueta fina porque llegada la noche suele refrescar. Guarda también el bolso para la playa con la toalla, lass chanclas, cremas, gafas de sol, ¡y un libro para leer! Apunta: pijama y ropa interior y sandalias.

Foto: Alejandro Onieva

Maleta para un viaje turístico:

Para caminar durante todo el día, apuesta por pantalones, ya sean cortos o largos, y zapatillas deportivas. Camisetas para el día y jerséis para la noche, pijama, ropa interior y una mochila  para hacer turismo de manera cómoda.

Maleta para una luna de miel en plena naturaleza:

Vuestro viaje estará lleno de aventuras, llevad varios “por si acasos”, por lo que pueda pasar: pantalones, camisetas, sudaderas, zapatillas de deporte, chubasquero, pijama y ropa interior, y un kit de supervivencia en el que guardéis tiritas, repelente para mosquitos, etc.

Si, además, en el lugar al que vais hace frío, meted en la maleta camisetas y pantalones térmicos, gorros, bufandas, guantes y botas.

Foto: Crazy Love Shots

Si vais a un lugar como el Parador de las Cañadas del Teide, situado en Tenerife, que combina actividades de playa con actividades de turismo y senderismo, haced un mix de ropa en la maleta. Se trata de un lugar que os conquistará solo con sus vistas, es una casona de montaña camuflada entre el paisaje, con impresionantes panorámicas sobre el cono del volcán, la caldera de Cahorra y la Montaña Blanca. Además, dispone de terraza y piscina, ¡no olvidéis el bañador!

Otro lugar espectacular para pasar la luna de miel o hacer una escapada es Granada y su Parador, que se encuentra en el recinto de La Alhambra, entre jardines y fuentes que evocan un pasado donde se mezcla lo árabe y lo cristiano. Descubriréis la magia de cada rincón y su exquisita gastronomía local: el gazpacho andaluz, las habas a la granadina o los piononos de Santa Fe.

Para visitar La Alhambra prepara unos pantalones, unas zapatillas, una mochila y ¡agua! Además de llevar la ropa adecuada en la maleta, hay algunas otras cosas con las que tendrás que viajar si o sí: documentación, identificaciones, pasaporte, seguro de viaje, tarjeta sanitaria, tarjeta de crédito…

¡Eso es todo lo que debéis llevar al viaje de novios! Manos a la obra.