5 consejos para celebrar una boda perfecta en invierno

Miércoles, 20 Diciembre, 2017

Un paisaje nevado, una capilla pequeña y una maravillosa luz natural pueden ser el mejor escenario para una boda de cuento. Si vuestra ilusión es casaros en invierno, tenéis que cuidar todos los detalles para que vuestra boda sea la mejor de la temporada. El vestido de novia y la decoración de la ceremonia y la
celebración deben ser perfectos. Os vamos a dar 5 consejos para celebrar una boda perfecta en invierno que no pueda olvidar ningún invitado.

Foto: Noonu Fotografía

Flores rojas en la ceremonia

¿Qué puede resultar más romántico que una boda en una pequeña capilla rodeada de montañas nevadas? La magia del invierno ayuda a recrear momentos diferentes. Incluso la novia puede sorprender a todos los invitados llegando a la ceremonia en un trineo tirado por caballos. Para la decoración de la ceremonia una buena idea sería de elegir un maravilloso arco de flores rojas que contraste con los tonos blancos de la estación. También las sillas y los bancos pueden adornarse con flores rojas como por ejemplo la clásica flor de pascua.

Foto: Noonu Fotografía

Una novia de cuento

Los vestidos de novia en invierno alargan sus mangas y buscan telas más gruesas. Para protegerse del frío la protagonista tendrá también que buscar un magnífico abrigo, una capa o un chal a juego con el vestido de novia. El novio debe también elegir un traje de un tejido más grueso y un elegante abrigo
largo.

En el Parador de Cangas de Onís, ubicado sobre lo que fue un Monasterio Benedictino declarado Monumento Nacional en 1907, podréis organizar una perfecta boda invernal. Tendréis la posibilidad de organizar la ceremonia en la Capilla de San Pedro de Villanueva y la celebración en sus dos amplio salones. Un espacio maravilloso en un entorno natural privilegiado.

Una decoración mágica

También se puede decorar el salón de celebración con flores invernales y muchas velas para lograr una luz cálida. Si queréis sorprender a los invitados, un toque mágico sería una maravillosa chimenea. Elegid como tonos para la decoración como los azules o los rojos combinados con blancos y grises. En el Parador de Cuenca, ubicado frente al casco histórico de la ciudad, podréis organizar una boda invernal de cuento. Cuenta con grandes espacios para vuestra celebración como el Claustro, Refectorio y el Patio del Claustro. Un ugar exclusivo y maravilloso para una boda invernal.

Detalles invernales

Para lograr una boda perfecta hay que cuidar hasta el mínimo detalle. Una buena idea es regalar a los invitados un buen chal o una manta de cuadros por si en algún momento tienen frío. También debéis elegir un menú adecuado a las frías temperaturas como sopas calientes, suculentas carnes como cordero o
cochinillo y una maravillosa tarta nupcial en tonos blancos bañada en chocolate caliente. En el Parador de Tordesillas, una casa solariega acogedora, tendréis la posibilidad de organizar vuestra boda invernal. Un maravilloso y tranquilo hotel rodeado de un pinar y con un amplio jardín. En su elegante interior, que
cuenta con numerosas antigüedades, podéis celebrar una boda de cuento.

Un buffet muy dulce

Por último si queréis triunfar en vuestra boda invernal, nada mejor que organizar un original corner en el que los invitados puedan degustar un buen chocolate caliente con churros. También se puede servir ponche y una buena variedad de tartas y dulces calientes. Estos dulces y un buen baile pueden ser el mejor colofón para una boda invernal.